Cashless Pay

El sistema CASHLESS PAY permite eliminar la necesidad de pagar en metálico en los diferentes puntos de venta dentro del recinto. Tanto en barras, zonas de “merchandising”, como en los puntos que requiera el organizador.

Instalando CASHLESS PAY en el evento, los asistentes podrán pagar cómodamente acercando su pulsera a los puntos de pago cuando hayan realizado una compra. Previamente deberán tener recargadas las pulseras, pudiendo realizar este pago a través de la propia web del evento o bien en el punto de recarga habilitado, generando liquidez previa al organizador y permitiendo gestionar el pedido de mercancía.

Este sistema permite ofrecer nuevas estrategias de precios, como por ejemplo, ofreciendo un pack que incluya la entrada y cierto saldo para consumiciones.

El sistema integrado CASHLESS PAY facilita a los clientes realizar consumiciones en barras, al evitarse colas, necesidad de llevar dinero o tokens encima... lo que supone un incremento de las ventas. Por experiencias con otros clientes, el incremento de ventas ronda el 20%, con el consiguiente aumento de los beneficios.